Facial

Review mascarilla Garnier

mascarilla Garnier

Las mascarillas faciales brindan excelentes beneficios nutritivos y estimulantes a la piel del rostro, motivo por el cual muchísimos expertos en belleza recomiendan y aconsejan su integración en nuestra rutina de cuidado de la piel, aunque es cierto que no son opciones adecuadas para usar diariamente, y sí, al menos, varias veces al día. Dado que son muchos los productos que podemos encontrar fácilmente en las tiendas, siempre es de cierta ayuda descubrir algunas mascarillas en concreto, para probarlas y conocer hasta qué punto pueden ser o no interesantes. Es el caso de la marca Garnier. En esta ocasión, de hecho, te descubro mi review mascarilla Garnier. ¿Te animas a conocerla con nosotros?

Una mascarilla facial, como probablemente sabrás a estas alturas, se caracteriza por ser un producto que aplicamos sobre la piel del rostro, y que dejamos actuar durante algunos minutos, mientras que se seca y sus distintos ingredientes activos acaban fundiéndose e infundiéndose en la piel.

mascarilla Garnier

Aunque es cierto que una mascarilla facial puede proporcionar muchísimos beneficios (lo que dependerá, sobre todo, de los ingredientes activos que se hayan usado en su composición), en la mayoría de las ocasiones son de mucha ayuda a la hora de hidratar y humectar la piel al máximo.

También son particularmente útiles e interesantes para disminuir el exceso de sebo, extrayendo la suciedad, las impurezas y el aceite presente en el interior de los poros, para limpiarlos y, posteriormente, conseguir incluso disminuirlos y cerrarlos.

Y también tienden a brindar cualidades antienvejecimiento únicas, lo que ayudará a la hora de tensar la piel y reducir con ello tanto las líneas finas como las propias arrugas en sí, por lo que prácticamente cualquier tipo de piel se aprovechará de todas sus propiedades.

Las mascarillas negras, como ya te hemos mencionado en algún que otro momento, consisten básicamente en mascarillas faciales que contienen carbón como ingrediente activo principal (de ahí su particular y característico color).

Son particularmente útiles a la hora de purificar la piel muchísimo, ayudando incluso de manera muy positiva al desintoxicarla y detoxificarla, reduciendo los poros y rehidratando la piel.

Y ese es el ingrediente activo principal que encontramos en la mascarilla facial sobre la que te vamos a hablar en esta ocasión: Black Mask Tissu Pure Charcoal, una mascarilla facial de Garnier que contiene carbón, extracto de alga negra y ácido hialurónico como principios activos principales.

No te pierdas: Mejores mascarillas de vitamina C

¿Qué es Black Mask Tissu Pure Charcoal?

Aunque es cierto que su nombre es tan largo como difícil de recordar (lo que hará que tengas que llevarlo apuntado a tu tienda de belleza favorita si piensas comprarla y probarla), nos encontramos ante una mascarilla Garnier, que encontraremos concretamente dentro de su línea de productos SkinActive.

Bajo el largo nombre de Black Mask Tisse Pure Charcoal distinguimos una mascarilla de tejido facial, lo que significa que en lugar de venir con una consistencia tal para poder aplicarla a lo largo de todo el rostro mediante una capa uniforme, incorpora la forma de la cara, de tal forma que la desplegamos sobre la piel y la dejamos actuar el tiempo suficiente.

Es decir, se trata de una mascarilla facial que desde un primer momento se diferencia del resto en su textura, puesto que viene con una capa ya diseñada con la forma del rostro, incluyendo los espacios destinados a los ojos y a la boca.

Esto significa que no es necesario aplicarla en forma de masajes, extendiéndola a lo largo de la piel como lo haríamos con cualquier otra mascarilla con consistencia en forma de gel, crema o sólida. Al contrario, solo sería preciso desplegarla por la cara, teniendo especial cuidado, eso sí, con el contorno de los ojos y la boca.

Descubre: Mejores mascarillas negras

¿Qué ingredientes contiene?

Como ya te hemos mencionado, se caracteriza por ser una mascarilla de característico y llamativo color oscuro, de tal manera que es evidente que el carbón vegetal se convertiría en uno de sus ingredientes activos principales.

De hecho, contiene carbón vegetal de color negro en su composición, además de glicerina vegetal, extracto de algas negras y ácido hialurónico, incluyendo otros ingredientes sobre los que la marca no habla en sí, pero que también encontramos en su formulación, entre ellos alcohol (por lo que no sería una opción muy adecuada para quienes tienen la piel sensible, o con cierta tendencia a la irritación).

En lo que a sus ingredientes se refiere, es evidente que el carbón vegetal es uno de los más interesantes, el cual ayuda a purificar la piel al máximo, desintoxicándola y proporcionando cualidades únicas a la hora de detoxificarla y regenerarla.

En este sentido, es de cierta utilidad a la hora de disminuir los poros agrandados, de manera que es una opción interesante para quienes sufren de piel grasa y brotes de acné, con un tamaño más grande de los poros, donde es común que se acumule una mayor cantidad de sebo o aceite, impurezas y también suciedad.

También contiene extracto de algas negras, que, junto con el carbón vegetal, confieren a esta mascarilla su característica apariencia oscura, además de proporcionar una serie de minerales regenerantes y nutritivos a la piel, ya que las algas marinas están repletas de minerales.

Por otro lado, también debemos hacer hincapié en la presencia de ácido hialurónico, que como de buen seguro sabrás se caracteriza por ser un principio activo altamente humectante, útil para hidratar la piel al atraer toda la humedad naturalmente presente en el ambiente, humectando la epidermis al máximo.

Eso sí, no nos ha gustado mucho encontrar alcohol entre su listado de ingredientes (INCI), loq ue significa que no sería una opción muy adecuada para quienes tienden a tener la piel muy sensible y delicada, puesto que aunque esta mascarilla aparentemente “rehidrata la piel”, lo único que se consigue con el alcohol es secarla todavía más.

Por tanto, salvo por la presencia del carbón vegetal, el extracto de algas negras y el ácido hialurónico, esta mascarilla facial de Garnier originalmente dejaría bastante que desear.

No te pierdas: Mejores mascarillas de vitamina C

Textura, consistencia y envase

Respecto a la textura y consistencia que encontramos en esta mascarilla facial, es cierto que se diferencia del resto de mascarillas comunes que podemos encontrar en las tiendas de belleza en que ya viene preparada para aplicar directamente sobre el rostro.

¿Sabes por qué? Porque ya incorpora la forma de la cara para aplicarla directamente sobre ella, desplegándola sobre el rostro limpio y seco, ajustándola, eso sí, con sumo cuidado del delicado contorno de los ojos

No hay duda que esto ofrece una serie de ventajas añadidas, puesto que es de mucha utilidad a la hora de colocarla y desplegarla rápida y fácilmente sobre la piel, sin necesidad de ensuciarnos las manos y administrarla en forma de masajes.

No obstante, es cierto que poco más podemos decir acerca de su textura. Sí deja una piel con una sensación ligeramente refrescante mientras la aplicamos sobre la piel, pero poco más.

Respecto al envase, viene con el tamaño suficiente como para albergar una mascarilla facial de tamaño completo, por lo que, como es de imaginar, su tamaño es bastante grande. Eso sí, solo encontramos envases con una mascarilla facial individual, por lo que necesitaremos comprar bastantes cuando deseamos aplicarla varias veces a la semana.

Descubre: Mejores mascarillas negras

Cómo la uso

Como te he comentado, a diferencia de otras mascarillas con consistencia en forma pastosa, de crema o de gel, en esta ocasión debemos desplegar la mascarilla Garnier sobre el rostro, perfectamente limpio y seco.

Para ello, es conveniente desplegarla a lo largo de todo el rostro, ajustándola adecuadamente bien al delicado contorno de los ojos, puesto que ya incorpora los espacios dedicados a los ojos, la nariz y la boca (con su correspondiente hueco).

Sí es cierto que en un principio puede ser un poco incómodo de desplegar y colocar, pero una vez le cojamos el truco, no habrá mayor complicación.

Sobre el tiempo de aplicación, la marca aconseja dejarla reposar y actuar durante 15 minutos. Luego, debemos retirarla con cuidado, masajeándonos posteriormente la piel del rostro con agua tibia con la finalidad de retirar el exceso de producto que haya podido quedar.

Lee también: Mascarilla casera para la cara paso a paso

Mi opinión

Si te encuentras buscando una de esas mascarillas faciales de tamaño completo, que venga con la forma de la cara para aplicar directamente sobre la piel del rostro, sin complicarte demasiado, no hay duda que esta opción es para ti.

La marca indica que, aplicada una vez a la semana, ayuda a reducir los poros, consiguiendo una textura de la piel más unificada cuando, además, la aplicamos tres veces por semana.

Luego, pasada la primera semana, el fabricante indica que la piel se tornará mucho más unificada y limpia. Si bien esto es así, no siento nada más que la piel más suave, pero no tan hidratada como en realidad me gustaría, sobre todo si tenemos en cuenta los distintos ingredientes activos que encontramos en su composición.

Por tanto, después de probarla durante un tiempo, he tenido que volver nuevamente a mi mascarilla favorita. Y es que luego de describirte mi review mascarilla Garnier, he tenido que recuperar la mascarilla facial de vitamina C de Nezeni Cosmetics.

Conoce: Multimasking: qué es y como se hace